Prócida, una isla de película

La isla de Prócida en el Golfo de Nápoles nos hizo ser los protagonistas de un sueño de película por un día.

Fue toda una explosión de color y aire fresco que no olvidaremos nunca.

Desde Nápoles salen varios ferris e hidroalas a la isla de Prócida tanto desde el muelle Molo Beverello como de Porta di Massa. Nosotros fuimos con la compañía Caremar.

Molo Beverello

Aquí podéis comprobar horarios y precios con esta compañía.

Tras una travesía de menos de una hora en ferri y divisar espléndidas panorámicas de la costa napolitana y el Vesubio al fondo, arribamos a Marina Grande (puerto Principal de Prócida).

Panorámica de Nápoles desde el ferri

Las primeras sensaciones nos embargan. Sentimos ser los protagonistas de nuestra propia película y nos disponemos a recorrer este escenario imaginado tantas veces, inmersos en casas de colores y olor a puerto.

La vida en esta población pesquera es pausada y no sentimos el frenético ritmo veraniego de otros destinos vacacionales.

Se trata de una isla marco de míticas películas como «El Cartero y Pablo Neruda», pero olvidada en las rutas turísticas habituales. Aquí radica su encanto además de en su belleza serena.

La isla se puede dividir en varias partes: Marina Grande que es donde llegan los ferrys, Terra Murata, Marina Corricella y Marina Chiaiolella.

Nada más llegar a puerto nos encontramos con Vía Roma, que discurre a lo largo de Marina Grande, llena de tiendas, restaurantes, y donde podemos ver la  Iglesia de Santa Maria della Pieta.

Via Roma desde el ferri
Detalle de Via Roma e Iglesia de Santa María della Pieta

Callejeando hacia el centro llegamos a la Plaza de los Mártires y la Iglesia della Madonna della Grazie. En los alrededores de esta plaza podemos admirar vistas de Marina Corricella dignas de postal.

Callejeando por el centro de Prócida
Plaza de los Martires (Prócida)
Puesto de limones y fruta en la Plaza de los Mártires (Prócida)
Vistas de Marina Corricella

Si seguimos subiendo hacia la zona de Terra Murata (centro histórico) que es la zona más elevada de Prócida, encontraremos el Palacio D’Avalos (antigua prisión), la Iglesia de Santa Margherita Nuova y la Abadia de San Miquel Arcangelo.

Abadia de San Miquel Arcangelo

Junto a Santa Margherita Nueva hay un mirador desde donde divisaremos la famosa postal de Marina Corricella.

Panorámica de Marina Corricella desde mirador en Terra Murata
Marina Corricella y puerto
Callejeando en Terra Murata

Marina Chiaiolella es la zona más occidental de la isla. Se trata de un pequeño puerto con algunos locales de restauración. Al lado se encuentra la playa de Lido di Procida o de Chiaiolella y la playa del Ciracciello.

En esta zona también es visitable la Reserva Natural Isola di Vivara (hay que reservar antes). Se puede llegar desde Marina Grande en bus o taxi.

Meroconsejo: Hay otras playas en la isla de las que puedes disfrutar si dispones de tiempo ya que Prócida es un destino que merece al menos uno o dos días relajados para descubrir todo su encanto.

Otras playas serían: Spiaggia del Pozzo Vecchio, Spiaggia Chiaia con vistas a Marina Corricella, playa de la Silurenza, playa de Ciraccio, playa Lingua, acantilados de Carbonchio…

Vistas de Marina Corricella y Terra Murata desde la playa de Chiaia

Una vez hecho un pequeño tour por el centro de Prócida es posible ir a Marina Corricella o a Chiaiolella a comer en alguno de los muchos restaurantes a pie de puerto y relajarse rodeados de un auténtico ambiente pesquero.

Puerto en Marina Corricella

A continuación recomiendo posibles restaurantes en Prócida

en Marina Corricella:

  • La Locanda del Postino. Via Marina di Corricella 43

Taberna donde se rodó parte de la película “El Cartero y Pablo Neruda”. Servicio y calidad normal, aunque cualquiera de estos locales merece la pena para un aperitivo o una cerveza al lado del mar y degustar alguna de las especialidades de la isla antes de comer o como postre.

Por ejemplo ensalada de limón (sopa de limones locales de Prócida) o la «lingua di bue» o lengua de buey que es un hojaldre con crema de limón.

Fachada de La Locanda del Postino actualmente
  • La Lampara. Via Marina di Corricella 88

Restaurante con magníficas vistas de Marina Corricella. Un poco más caro que el resto pero merece la pena por su increíble perspectiva, sobre todo al anochecer cuando las casas empiezan a iluminarse. Mejor reservar antes.

Marina Corricella en Prócida al anochecer
  • La Gorgonia. Via Marina Corricella 50

Pastas, pescados y mariscos frescos en un restaurante muy agradable en el mismo puerto.

  • Caracale. Via Marina di Corricella 62

Local también en el puerto con cocina un tanto más innovadora y un trato estupendo. Buen vino de la casa.

Comida en Restaurante Caracale en el puerto (Prócida)

en zona Marina Chiaiolella:

  • Ristorante Vivara. Lungomare Cristoforo Colombo 12

Especialidades de la zona en la misma playa de Ciraccio. Vino blanco de la casa muy bueno. Trato muy agradable y espectacular atardecer desde su terraza al borde del mar.

  • Ristorante Da Girone. Lungomare Cristoforo Colombo 20

Platos de cocina local y restaurante un poco más modesto que el anterior y frecuentado también por clientela más local. Terraza agradable y buenas vistas a pie de mar en la Spiaggia de Ciraccio.

Plano de Prócida con lugares de referencia, restaurantes y playas:

Nota: Las ubicaciones en negro son restaurantes; en azul playas; y en verde lugares de referencia.

Aquí finaliza nuestra parada en Prócida, de donde nos fuimos soñando con una próxima visita…

Salida en ferri desde Marina Grande
Regreso a Nápoles desde Prócida

4 respuestas a «Prócida, una isla de película»

    1. Ya te digo, Maite…
      Estábamos deseando ir porque era un destino fuera de lo habitual y menos masificado que otros lugares en esta costa.
      ¡Cuál fue nuestra sorpresa cuando resultó ser lo que más nos impactó de nuestro viaje!
      Volveremos con más días seguro!!!!

      Un saludo,

  1. Me había recomendado una amiga ir a Prócida desde Napoles, y después de recorrer la Costa Amalfitana es el sitio donde estuve más a gusto porque además de ser tan bonito como otras poblaciones más conocidas había mucha menos gente y pudimos disfrutarla con más tranquilidad. Saludos viajeros.

    1. Estoy completamente de acuerdo, Raúl. Prócida es una de las sorpresas de esta zona. Muy aconsejable hacer una parada en ella, incluso descartando otros lugares más turísticos si no tienes el suficiente tiempo.
      Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *